Uno de los problemas actuales de los EsIA, viene determinado por la ejecución de los mismos durante la fase de obras, ya que estos quedan muy claro sobre papel, pero a la hora de ejecutar las medidas correctoras, muchas de ellas se quedan en simple hoja de borraja.
Un claro ejemplo, se refleja en los taludes y terreplenes de carreteras, autovías y autopistas que deberían presentar una revegetación, prescrita en la mayoría de los EsIA, pero que por falta de presupuesto no queda patente en la ejecución de las obras.
Os adjunto, una de las medidas correctoras previstas para unas autovía, diseñada por un grupo de arquitectura para un concurso en EEUU, para que vosostros mismos veais que se puede alcanzar.