Los diferentes tipos de desastres naturales tienen dos consecuencias principales, las pérdidas humanas y pérdidas económicas y materiales, así como la degradación del medio ambiente.

Documentos dela ONUal respecto indica que el producto global bruto expuesto a riesgo de desastres naturales es de 6 billones de dólares en la década del 2000, lo que ha supuesto su multiplicación por tres en las tres últimas décadas. Así mismo las pérdidas económicas en los últimos 50-60 años han supuesto un aumento de más de diez veces de costos económicos, lo que indica el progresivo aumento.

La planificación territorial y urbanística es la arma más eficaz para mitigar de manera preventiva los procesos y riesgos naturales que, como queda evidenciado, van en aumento en las últimas décadas. Para ello un análisis previo de todos los posibles riesgos y la zonificación del territorio, permite una regulación y limitación de usos en el territorio, evitando con ello la interacción del hombre y sus actuaciones en aquellos espacios que puedan ocasionarse un riesgo.

De ahí la importancia del estudio y análisis de los riesgos naturales, siendo en este momento las herramientas SIG las más eficaces para efectuar esa planificación precautoria.

Mas datos en:   Curso de Análisis de procesos y riesgos naturales mediante SIG (Sistemas de Información Geográfica)