Curso de trazabilidad en la empresa agroalimentaria

CURSO DE GESTIÓN DE LA TRAZABILIDAD EN LA EMPRESA AGROALIMENTARIA

La trazabilidad, como define el artículo 3 del Reglamento CE  nº178/2002, se refiere a la posibilidad de encontrar y seguir el rastro, a través de todas las etapas de producción, transformación y distribución, de un alimento, un pienso, un animal destinado a la producción de alimentos o una sustancia destinados a ser incorporados en alimentos o piensos o con probabilidad de serlo.

 

Por ello, la trazabilidad es fundamental para conseguir identificar cuál es el origen de los alimentos que en última instancia formarán parte del último eslabón de la cadena alimentaria, el consumidor. Y esta necesidad de identificación se transcribe en el control que todo explotador de empresa alimentaria y de empresa de piensos está obligada a cumplir, según establece el mencionado Reg. CE nº178/2002, en su artículo 18.

 

 

 

 

 

 

 

La importancia de la trazabilidad y su gestión en la empresa agroalimentaria radica en que sólo con el establecimiento de unas adecuadas actuaciones, medidas y procedimientos podremos determinar cuál es el origen del alimento desde que se produce en el sector primario y se transforma hasta que finalmente se distribuye y llega al consumidor. Sólo así podremos detectar una incidencia que incumba a la seguridad alimentaria, que nos permita localizar, inmovilizar o retirar un producto de forma rápida, eficaz y precisa.

 

Es por ello, por lo que se la considera como un Plan General de Higiene (PGH) o prerrequisito en el sistema de autocontrol de una empresa alimentaria. Para ello, se hace necesario elaborar un programa donde se reconozca el ámbito de aplicación del plan, que variará en función del tipo de empresa (fundamentalmente, dependiendo del puesto que ocupa dentro de la cadena alimentaria); los sistemas seguidos para agrupar los productos (lotes, partidas, …); el modo de identificación del producto en cuestión (mediante etiquetado en soporte físico o mediante sistemas informáticos o de forma automática mediante identificación por radiofrecuencia, códigos de barras, etc.); el modelo de gestión de una crisis o una incidencia y las oportunas medidas de comprobación del sistema; todo ello, acompañado de su correspondiente registro, que habrá de ser llevado a cabo por personal responsable dentro de la empresa.

 

En conclusión, una buena gestión de la trazabilidad es, hoy día, básica para cualquier empresa del sector agroalimentario, pues a la vez que genera confianza en el consumidor y facilita la labor de inspección de las autoridades sanitarias, ayuda a mantener los mercados y a generar productos de mayor calidad reconocidos por preservar la seguridad alimentaria.

 para mas información www.cursosdeformacionsfera.com

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s