Uno de los factores más importantes a la hora de materializar un parque eólico es la posible colisión de las aves durante la fase de funcionamiento del mismo. Esto implica en determinadas zonas donde la avifauna es preponderante por el número de individuos y la diversidad de especies y en especial por el grado de protección de las misma, abordar una vigilancia ambiental continúa con posible parada de aerogeneradores en caso de posible colisión, siendo esta una de las labores de la vigilancia ambiental en esas áreas de especial sensibilidad.