Imagen satélite de hace tan solo unos días muestra la dramática pérdida de hielo  superior a la superficie de la Península ibérica