12 consejos básicos para poder reducir tu propia huella de carbono

  1. La construcción de viviendas supone un gran impacto ecológico.
  2. La energía solar térmica para calentar el agua sanitaria puedes reducir hasta un 60 % el consumo doméstico y ahorrar en tu vivienda hasta 600 kilogramos de CO2
  3. La compra de productos alimenticios regionales ahorra al año 300 kilogramos de CO2
  4. Desconectar el aire acondicionado cuatro horas al día significa durante un año 300 kilogramos menos de CO2
  5. El aislamiento de calor de paredes externas, áticos y techos de sótanos puede reducir los costes de calefacción en hasta un 50 %
  6. Las bombillas fluorescentes compactas consumen alrededor de un 80 % menos de energía que las bombillas tradicionales.
  7. Quien cambia todas las bombillas de su casa por lámparas de bajo consumo energético, ahorra al año 330 kilogramos de CO2.
  8. Un frigorífico de bajo consumo energético (A++) ahorra al año 100 kilogramos de CO2
  9. Una familia de cuatro personas ahorra suficiente electricidad como para evitar 300 kilos de CO2 renunciando al uso de una secadora
  10. Los equipos electrónicos tales como:  el televisor y el equipo de música ahorran al clima 100 kilogramos de CO2 al año, si no se los deja en modo standby sino apagados
  11. Quizás la que mejor nos va para nuestro cuerpo es que moverse en bicicleta por la ciudad para distancias de menos de 10 km puede suponer un ahorro anual de 500 kilogramos de CO2
  12. Conduciendo de forma ecológica, sin revolucionar el motor cuando cambiamos de marcha, ahorra 330 kilogramos de CO2

imagen de la huella ecológica por paises.