carreteras

Vivir en una ciudad grande significa un mayor riesgo de inquinamento y contaminación por gas ozono, el cual es perjudicial para la salud. Esto es notorio en ciudades como Beijing, Ciudad de México, Nueva York, entre muchas otras.

La contaminación varía según el número de habitantes. En ciudades con más de 10 millones de personas, Beijing es la ciudad más contaminada, donde los valores de Dióxido de Nitrógeno son más de seis veces superiores a los que tiene una ciudad de igual tamaño que India. Un poco más abajo, Nueva York alcanza cinco veces más contaminación que una población de igual tamaño en India.

Las partículas de dióxido de Nitrógeno NO2,  son un contaminante común de la quema de combustibles fósiles que,  mediante reacciones químicas activadas por el calor o el sol, forma gas ozono a bajo nivel de suelo, el cual es nocivo para la salud y causa un mayor número de muertes según la Agencia Ambiental Europea.

El estudio de la NASA “muestra que la relación contaminación-población varía según la región”, destaca la NASA. La situación es diferente si se miden poblaciones de un millón de habitantes. En estos casos son los europeos los más afectados.

Por ejemplo, una ciudad de un millón de personas en Europa sufre seis veces más contaminación por dióxido de nitrógeno que una ciudad igualmente poblada de un millón de personas en la India, señala el estudio.

Mas información: http://www.revistamundoverde.net/noticias-ambientales/nasa-revela-peligro-de-contaminacion-en-megalopolis