Q CALIDAD MALAGA

Andalucía diseña una estrategia para reducir la estacionalidad

La Junta destinará 15 millones de euros a este proyecto y espera contar también con la aportación del sector privado

El Gobierno andaluz aprobó ayer las Estrategias para la Gestión de la Estacionalidad Turística 2014-2020, un conjunto de iniciativas encaminadas a crear y mantener empleo estable y optimizar el uso de la infraestructura existente. Se propone reducir en cinco puntos cada año la tasa de establecimientos hoteleros del litoral que cierran en temporada baja, actualmente el 54%, hasta situarla en un 20-25% en 2020.

La Junta de Andalucía pretende convertir a esta comunidad autónoma en un destino de referencia durante todo el año. Con este objetivo, el nuevo proyecto incluye once programas específicos, que se desarrollarán en tres planes de choques bienales, para diversificar la oferta y atraer los segmentos de demanda con menos componente estacional.

En total, el Ejecutivo regional destinará 15 millones de euros a este plan, que se distribuirán en  promoción directa, captación de mercados o difusión de segmentos. Se asignarán cinco millones para cada uno de los planes de choque.

El consejero de Turismo y Comercio, Rafael Rodríguez, señaló que espera contar también con la aportación del sector privado, ya que en materia de promoción turística, la colaboración público-privada es fundamental. Confía en que la contribución privada sea similar a la pública, aunque matizó que la cantidad que esté dispuesto a aportar será bienvenida.

turismo calidad malaga

La tasa de estacionalidad en Andalucía se sitúa en el 54%. Imagen Shutterstock

El primero de los planes se aprobará en octubre para los años 2015-2016, según ha señalado el consejero, para quien Andalucía no se puede resignar a contar con una tasa de estacionalidad del 54%, con hoteles del litoral cerrados durante cinco meses al año. “Cuando un hotel cierra, tiene un factor de arrastre y cierra todo su entorno”, añadió

Dependencia del sol y playa

El documento, consensuado con los agentes económicos y sociales en la Mesa del Turismo y refrendado por el Consejo Andaluz de Turismo, destaca que las causas que motivan esta situación son, entre otras, los factores climáticos, la excesiva dependencia del segmento de sol y playa, los componentes culturales y sociodemográficos y el gran peso del mercado nacional.

Respecto a los efectos, subraya la pérdida de rentabilidad y eficiencia de las infraestructuras turísticas, la inestabilidad y precariedad del mercado laboral, la sobreexplotación de los recursos naturales en determinados periodos del año, así como una pérdida de competitividad en la imagen del destino.

Según los datos de este estudio, el 37,1% de los viajeros que llegó a Andalucía el pasado año lo hizo entre julio y septiembre, porcentaje que se eleva al 43% en las zonas de costa. Además, la diferencia entre los periodos de menor y mayor afluencia de turistas en 2013 provocó el cierre de 522 alojamientos y de 110.864 plazas.

q calidad malaga, mijas

Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía, y Rafael Rodríguez, consejero de Turismo.

Las Estrategias para la Gestión de la Estacionalidad Turística abordan cuatro ejes principales: demanda, oferta, turismo social y competitividad. Además, establecen medidas para atraer un mayor número de visitantes en temporada media-baja (nacionales y extranjeros), priorizando aquellos mercados en los que se pueden intensificar las políticas de difusión, promocionando vacaciones cortas entre la demanda nacional, reforzando los productos con menor estacionalidad y dirigiéndose a los segmentos de población con mayores posibilidades de viajar durante todo el año.

Incentivos a los hoteles

El proyecto prevé incentivos para las empresas hoteleras que abran sus establecimientos durante todo el año, a través de apoyos promocionales específicos. Además, se trabajará con los ayuntamientos para que pongan en marcha bonificaciones fiscales a través del IBI o del AEA.

Se impulsará la diversificación de la oferta y la especialización en tipologías turísticas con capacidad de desestacionalización, además de realizar campañas institucionales para promover una distribución de los periodos vacacionales a lo largo del año.

“No puede tener el mismo trato ni la misma relación con la Junta de Andalucía” el empresario que arriesga y apuesta por tener su hotel abierto todo el año que aquel que “baja las persianas el 1 de noviembre y las abre el 1 de abril”, señaló el consejero de Turismo.

También se está trabajando en el incremento de la conectividad aérea.

Las estrategias conforman uno de los principales objetivos del Pacto Andaluz por el Turismo, que firmaron en febrero de 2013 la Junta, la Confederación de Empresarios de Andalucía y los sindicatos UGT-A y CCOO-A

Fuente: hosteltur.com