Fotografía aérea de Barcelona. Freepik/bearfotos

El nuevo plan permitirá que el distrito barcelonés del ensanche sea mucho más verde y transitable a pie o en bicicleta. Con esta obra se pretende que una de cada tres calles sean ejes verdes y para ello se han sacado dos concursos públicos para diseñar las cuatro primeras vías y sus correspondientes plazas, las cuales también serán 21. Las primeras intervenciones reestructurarán 4,65km y 10,35 hectáreas de vías.

El criterio principal de las convocatorias es la sostenibilidad por lo que las propuestas deberán apostar por materiales de poco impacto, mobiliario urbano inclusivo y accesible y, por su puesto, la eficiencia energética. El lugar destinado para la construcción de estas vías sale de los aparcamientos, ya que el objetivo último del proyecto es devolver a la ciudadanía el espacio público ocupado por los choches.

El ayuntamiento de Barcelona asegura que la instalación de “superislas” ya ha funcionado notablemente en otras partes de la ciudad como refleja el caso de Poblenou, donde se redujo el tráfico un 82% y la contaminación proveniente de tubos de escape cayó un 33%, a la vez que aumentaba la actividad comercial en casi un 30%.

El plan pretende ir más allá, ya que el gobierno local lo define como una estrategia para cambiar estructuralmente la ciudad. El modelo sostenible permitirá reducir las emisiones y luchar contra el cambio climático, pero a demás se pretende dinamizar los barrios, creando espacios improvisados de encuentro, al mismo tiempo que se beneficia al comercio local.

Además, aseguran que es importante reverdecer el paisaje urbano, por ello se ha elegido el “Eixample” para convertir sus largas calles en ejes verdes, ya que es de los barrios que más carece de vegetación de la ciudad.

El diseño de Ildefons Cerdá, resolvió la ampliación de la capital catalana con su trama octogonal convirtiéndose en un referente para el resto del mundo. Ahora se pretende seguir innovando para mejorar su obra, haciéndola sostenible y respetuosa con el medio ambiente, para que la sociedad vuelva a tomarla como ejemplo.