Fuente imagen freepik

Las granjas solares flotantes podrían ayudar a reducir los impactos del cambio climático en lagos y embalses, según un nuevo estudio publicado en la revista Solar Energy. 

Las granjas solares convencionales son algo controvertidas debido a la cantidad de tierra que ocupan, esto está provocando un aumento en el número de granjas solares flotantes.

Para comprender el impacto que estas granjas solares están teniendo en los lagos y embalses, los investigadores de la Universidad de Lancaster utilizaron modelos informáticos para observar las consecuencias a largo plazo.

Sus resultados revelaron que las granjas solares flotantes pueden enfriar la temperatura del agua protegiéndola del sol. A gran escala, esto podría ayudar a mitigar los efectos dañinos causados ​​por el calentamiento global, como la proliferación de algas verdiazules tóxicas y el aumento de la evaporación del agua, lo que podría amenazar el suministro de agua en algunas regiones.

Los científicos también descubrieron que las granjas solares reducen la duración de la ‘estratificación’; aquí es donde el sol calienta el agua, formando distintas capas de agua a diferentes temperaturas.

Esto tiende a ocurrir más en los meses de verano y puede resultar en la desoxigenación de la capa inferior de agua, lo que deteriora la calidad del agua.

Los efectos sobre la temperatura del agua dependían del tamaño de la instalación solar, los investigadores encontraron que las granjas que cubren más del 90% de un lago podrían aumentar las posibilidades de que el lago se congele en invierno.

Giles Exley, investigador de doctorado y autor principal de la Universidad de Lancaster, ha declarado que “los efectos de la energía solar flotante sobre la temperatura del cuerpo de agua y la estratificación son los principales impulsores de los procesos biológicos y químicos, podrían ser comparables en magnitud a la cambios que experimentarán los lagos con el cambio climático.

“La energía solar flotante podría ayudar a mitigar los efectos negativos que el calentamiento global tendrá en estos cuerpos de agua.

Sin embargo, también existen riesgos reales de impactos perjudiciales, como la desoxigenación, que provoca aumentos indeseables en las concentraciones de nutrientes y la muerte de los peces. Necesitamos investigar más para comprender la probabilidad de impactos tanto positivos como negativos ‘.

Noticia extraída de worldenergytrade.com