Fuente imagen: Sierradelasnieves.com

La semana pasada el Senado aprobó esta medida después de años de procesos. El paraje, el cual contiene el 65% de los pinsapares de nuestro país, consigue así la máxima protección que se otorga a entornos de este tipo. Además, esta especie no estaba protegida hasta ahora en la Red de Parques Nacionales, incluyendo dos especies de abeto (pinsapo y blanco).

No solo quedan protegidas una gran variedad de plantas, sino que la sierra también alberga el hábitat de águilas reales y perdiceras, un cangrejo de río autóctono y alberga garduñas, corzos, cabras y nutrias.

El paraje está dividido entre ocho municipios malagueños como Ronda, Benahavís o Parauta, sin embargo, su zona de influencia es aún mayor y afecta a otras siete localidades, las cuales son reserva de la biosfera.

El presidente de la mancomunidad de municipios, Antonio Pérez, destaca que la medida es “una concluyente e histórica aprobación para el futuro de toda una comarca y, nos llena de orgullo después de conseguir que sea una realidad con el apoyo de todos los grupos políticos del arco parlamentario”.

El alcalde de Alozaina, a su vez, también ha mencionado las nuevas responsabilidades que adquieren los municipios afectados: “ahora tenemos que trabajar intensamente para poner en marcha todo lo que supone tener un recinto de estas características y volcarnos en mostrar la mejor imagen al visitante”.

A esta iniciativa se han sumado otros alcaldes como la de Ronda, Mari Paz Fernández: “Tenemos previsto impulsar una nueva oficina de turismo donde tenga mucho relieve la Sierra de las Nieves, y tenemos que aprovechar esta fantástica declaración que es única”, y el regidor de El Burgo, José García que destaca que “esta herramienta nos va a permitir recuperar a vecinos que se fueron de estos pueblos, luchar contra a despoblación mediante la apertura de nuevos negocios que permitan reactivar nuestras calles”.

Este se suma a la lista de reconocimientos naturales otorgados a varios espacios de la provincia andaluza que hace poco también impulsaba la creación del primer Geoparque de Málaga en el alto Guadalhorce y que, actualmente, se encuentra en trámite.