Base de tronco en la selva

Fuente imagen: pexels.com

Hace unos días os contábamos la capacidad y el potencial de Costa Rica en energías renovables y su implicación con el medio ambiente. Ahora, han obtenido un reconocimiento por sus proyectos de reforestación.

Quince finalistas fueron nombrados el viernes en la lista de finalistas para el premio ambiental Earthshot del Príncipe William para recompensar las soluciones innovadoras a los mayores problemas del planeta. Entre ellos se incluye un adolescente indio que ha diseñado un carrito de planchado con energía solar, y Costa Rica, que es pionero en un proyecto para pagar a las personas para que restauren los ecosistemas naturales.

Un proyecto de energía limpia en Nigeria, un centro de desperdicio de alimentos en Milán, Italia, un plan de reemplazo de coral en las Bahamas y una aplicación de aire limpio de China también están en la lista.

Los cinco ganadores generales se anunciarán en una ceremonia en Londres el 17 de octubre y cada uno recibirá 1,2 millones de euros para apoyar sus iniciativas.

William llamó a los que estaban en la lista de finalistas para el premio inaugural “innovadores, líderes y visionarios”. 

“Están trabajando con la urgencia que se requiere en esta década decisiva para la vida en la Tierra y nos inspirarán a todos con su optimismo en nuestra capacidad para enfrentar los mayores desafíos en la historia de la humanidad”, dijo. El Earthshot Prize, lanzado en octubre del año pasado, se inspiró en el proyecto “Moonshot” del presidente estadounidense John F. Kennedy en la década de 1960 para llevar a un hombre a la luna.

Los resultados de Costa Rica

El programa de Pago por Servicios Ambientales (PSA) de Costa Rica ha sido fundamental para recuperar la cubierta forestal del país. La página Earthshot sobre Costa Rica dice lo siguiente:

Los bosques albergan la mitad de nuestras plantas y animales y las tres cuartas partes de nuestras aves. Chupan el carbono del aire y devuelven el oxígeno que respiramos. Sin embargo, en 2020 se talaron más árboles que nunca, lo que provocó el 10% del calentamiento global.

En la década de 1990, los vastos bosques de Costa Rica fueron devastados, la mitad de su tamaño anterior. Pero el pueblo de Costa Rica y su Ministerio de Medio Ambiente tenían un plan para salvarlos. Sus programas pagaban a los ciudadanos para proteger los bosques, plantar árboles y restaurar los ecosistemas.

Los resultados fueron extraordinarios. Los bosques de Costa Rica duplicaron su tamaño. La flora y la fauna prosperaron, lo que llevó a un auge del ecoturismo, contribuyendo con $ 4 mil millones a la economía.

El gobierno ahora está adoptando el enfoque de las áreas urbanas. Cree que el 30% de la tierra y los océanos del mundo también podrían protegerse de esta manera. Ganar el premio Earthshot lo ayudaría a compartir conocimientos y prácticas a nivel mundial, especialmente en el Sur Global. El lema de Costa Rica es “pura vida” o “vida pura”. Esas palabras pronto podrían resonar en todo el mundo.

#Cambioclimático #Contaminación #Estudiodeimpactoambiental #Medioambiente #Consultoraambiental #fotovoltaico #vigilanciaambiental #energíasrenovables #plantasolarfotovoltaica #energíasolar #transiciónenergética #energíaeólica #parqueseólicos #costarica

Fuente noticias: Ticotimes.net