Sudamérica encuentra muchas problemáticas para alcanzar sus objetivos planteados para incrementar el porcentaje de energías renovables no convencionales (solar, eólica, etc.) en sus matrices energéticas, principalmente por los altos costes que suponen estas nuevas tecnologías. Si bien gran parte de su electricidad proviene de las centrales hidroeléctricas, estas tienen un limite de capacidad de generación energética, y se estima que la demanda energética se incrementara entre un 30% a 40% en las siguientes dos décadas; demanda que no podrá ser cubierta por las hidroeléctricas, y que en el peor de los casos supondría mayor uso de combustibles fósiles, por ende, es importante la inversión e implementación de proyectos de energías eólicos y solares en estas regiones.

Según el Foro Económico Mundial, los países que lideran esta región en transición energética son: Uruguay, Costa Rica, Colombia, Brasil y Chile; superando ampliamente el promedio de índice de transición energética de la región.

Uruguay

País que sobresale en esta región debido a que gran porcentaje de su matriz energética proviene de fuentes renovables, además de posicionarse a la vanguardia a nivel global por su gran producción de energía eólica, junto con países como Dinamarca, Irlanda y Portugal.

La Agencia internacional de energías renovables (IRENA) elogia el modelo uruguayo de promoción y estimulo, destacando el logro de incorporar una gran participación del sector privado y evitando en lo posible subsidios directos.

Según el reporte del REN21 (2021) Uruguay se posiciona en segundo lugar, después de Dinamarca, con mayor participación de energías renovables variables (eólica y solar), 43% de su consumo total de energía.

Costa Rica

En la ultima década, Costa Rica ha sobresalido en lo que respecta a producción energética renovables, ya que desde el 2014 este país, genera casi en su totalidad, su electricidad por medio de recursos “limpios”, como centrales hidroeléctricas, geotérmicas, eólicas, fotovoltaicas y por biomasa.

La fuente hidroeléctrica es la principal fuente de energía, con un aporte aproximado del 74% , la energía geotérmica es la segunda fuente más importante, con un aporte aproximado del 14%, cuenta con el tercer parque geotérmico más grande del continente, además cuenta con 18 plantas eólicas que tiene un aporte del 12% de su energía total, y finalmente las fuentes de biomasa y energía solar, aportaron menos del 1%.

Colombia

Colombia siempre destaco en Sudamérica como uno de los países con mayor preocupación y toma de iniciativas por el cuidado del medio ambiente, hoy en día, esto es reflejado en su matriz energética, siendo 2/3 de su consumo energético total, proveniente de fuentes renovables.

Según el reporte del estatus global de renovables 2021, Colombia estará destinando 4 mil millones de dólares en proyectos de energías renovables y su transmisión, principalmente eólica (nueve proyectos), solar (cinco proyectos), geotérmicas (tres) e hidroeléctrica (uno).

Brasil

Según el reporte de la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (ANEEL), un 83% de la energía total provienen de fuentes consideradas sustentables, con baja emisión de gases de efecto invernadero. Además, se comprometió en que 48% de su energía provendrá de fuentes renovables variables.

Este año, el gobierno brasileño autorizo la investigación para potenciales proyectos de energía eólica marina y se estima que estos proyectos puedan incrementar en al menos 10% la capacidad instalada de energía eólica en el país.

Además, en el 2021 se posiciono como el cuarto país con mayor crecimiento de la capacidad solar fotovoltaica instalada, superando los 13,6 GW de capacidad instalada en funcionamiento, y situándolo en la decimotercera posición en el ranking mundial.

Chile

Este país cuenta con una de las mayores fuentes potenciales de energía solar a nivel mundial debido a las incidencias de luz que tiene el norte del país, esto ha sido aprovechado positivamente por el gobierno y el sector privado que para el año 2022 pudo generar el 20% de su energía gracias a las centrales fotovoltaicas, seguido de cerca por la energía eólica que produjo el 12% de su electricidad total.

Se estima que en este año entren en operaciones, proyectos (que actualmente se encuentran en etapa de prueba o en construcción) que vayan a aportar mas de tres mil MW a la red eléctrica del país, suficiente energía para cubrir la demanda del 10% de la población chilena. Siendo sus principales fuentes, la energía solar (entre un 60 y 70%)  y energía eólica (entre un 15 a 20%).

Uruguay se convierte en uno de los líderes mundiales en energía renovable. (Fuente: Somosiberoamerica.org)

A pesar de las diferencias entre países, Sudamérica se acerca cada día más hacia una mayor conversión energética. El mayor desafío es aumentar la producción de electricidad a partir de fuentes de energía renovables y mejorar la eficiencia energética para que las fuentes de energía renovable puedan satisfacer todas las necesidades.